De lo inevitable

"Se yergue luego
intacta
con dignidad de hiedra.
Y asomada a sus muros
de lumbre y soledades
espera"
(Ana Emilia Lahitte)




Tus palabras no cayeron al vacío, cayeron dentro, vaciando...
Lento, edificaron al hombre desarmado. Encerraron mi cuerpo en un recuento de inocencias, colgaron el hambre en el quicio de la boca y festejaron una llameante dicha.
Si la flama tiene algo de dichosa, o de hospitalaria cuando derrite hasta la médula de ojos afines.

Hay una salvaje bondad en nuestro silencio, una doméstica naturaleza protectora, un 'Te quiero no hay nada más cierto' sin que la sangre tenga que bullir en las paredes, sin intercambiar vanidades con el rostro hueco.

Algo intangible nos une siempre, el cuerpo se extiende al abrazo y la nostalgia queda intacta -el suave manto cálido de tu lucidez-. Mi manto, ese gran desorden, esa quemadura centelleante para tu mano encendida.

Algo inasible nos une siempre; una belleza próxima, el calor acercado a los labios, una luz de conquista, una fuerza mineral ante la repentina debilidad que se apodera del cuerpo cuando el ánimo es caer de bruces en tu memoria.

38 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Y a mí tu estar "atento" y que te guste, por supuesto...

      Un abrazo fuerte, José

      A.

      Eliminar
  2. llevo días silenciosa rondando por aquí
    pero hoy me pronuncio, porque este poema
    como los otros llegan al alma.
    Bellisimo Blog.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he estado leyendo mucho en tu espacio Sandra, agradezco que decidieras romper el silencio aquí.

      Un abrazo fuerte

      A.

      Eliminar
  3. Esas emociones y palabras de otros que al final evocamos nosotros mismos y las hacemos más nuestras que nunca.

    Muy bonito.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las palabras que se recibieron, las que se esperaron, los silencios intermedios han creado esa densa urdimbre de fibras y latidos que dan permanencia a la emoción.

      Evocarlas, convocarlas, se hizo necesario. Cositas de la superviviencia.

      Gracias María Isabel, un abrazo

      Eliminar
  4. Crecer en la incertidumbre, saboreando el desconcierto que nos hace fuertes.

    Bellas palabras.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una fortaleza nacida del despliegue de nuestras 'alertas' ante las sendas desconocidas?

      Gracias Ladrón, un abrazote y se me cuida...

      Eliminar
  5. Divino divino. Algo que nos une es una especie de delicadeza subyacente. Creo que vos la ostentás, los que leemos, gozamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los lazos terminan por unirnos, aunque el hilo sustentador sea sólo la memoria... ( y la poesía --¿Existe una amante más eterna y delicada?--)

      Goce mi querido Darío, por estos lares no están permitido los empujones (ni otras ominosas condenas...)

      Eliminar
  6. Fascinante! Me encanta la manera con la que acompañas esas imágenes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisa, intento que el espacio sea un conjunto armonioso, me alegra saber que a veces lo logro.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Tu huella e mi sendero me trajo hasta aquí. Me alegro por ello, pues descubro un mundo fascinante de bellas y deliciosas letras.
    Un abrazo. Nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Jorge, recorrer tus senderos ha sido igualmente delicioso. Gracias!


      Un besote

      Eliminar
  8. Una pasion y un silencio que lo dice todo, muy hermoso.Un ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yo Sueño, por venir hasta aquí y leer con tanto cariño.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Me sentí identificado con este texto, no suele suceder.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Humberto de encontrar siempre terrenos comunes con vosotros.

      Un abrazote

      Eliminar
  10. Creo que es una muy buena prosa poética.
    No pierde el equilibrio ni se sobredimensiona sino que mantiene una estructura lírica y a la vez narrativa que da mucho placer transitar.

    Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adoro que mis amigos compartan lo que la lectura despierta, y si eso se suma a una mirada como la tuya, me siento especialmente afortunada.

      Gracias Eva por tus palabras...

      Un abrazo fuerte

      Eliminar
  11. Acabo de llegar y me encuentro con esta maravilla. Me quedo, sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felices de recibirte María, y qué te digo yo...no sé si dejaríamos que te fueras ;)

      Un beso

      Eliminar
  12. Las palabras construyen edificios y ciudades en nuestros cuerpos tibios.

    Y un día, salimos de viaje a visitarnos a nosotros mismos, y visitamos esas ciudades olvidadas que son nuestra memoria y esos recuerdos...ciudades solitarias de un pasado abandonado que a veces nos duele.

    mi beso, contento de volver a verte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la mirada vuelta hacia atrás y un dulzor extraño que cubre con frecuencia los recuerdos del pasado; ese dolor mínimo de lo que queda como un pellizco en la memoria de la piel.

      Con vosotros, estos paseos nunca son en solitario. Ese beso de antiguos caminantes me pone más que contenta.

      Eliminar
  13. Bello hasta lo infinito.
    Un abrazo y gracias por pasearte por mis susurros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias José Luis, gracias a ti por tus palabras generosas y por la visita.

      Pasear por tus susurros ha sido un placer.

      Abrazos,

      A.

      Eliminar
  14. Y la prosa... depuradísima. (Mucha cultura y saber hacer hay detrás de tus letras)

    ¡Chapeau!

    Bss


    (No te pierdo de vista, calidad así no abunda)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NO no me pierdas que no te pierdo, como te dije antes... que los puentes tendidos no se rompan.

      Besos

      Eliminar
    2. Atravesar los puentes por la curva de su reflejo nos lleva al maravilloso mundo de Amadís y de aventuras maravillosas. ¡Pero hay que cruzarlos descalzos!


      Bss

      Eliminar
  15. Perdí la noción del tiempo
    al caer de boca en tu boca.
    Viaje a favor y en contra del viento
    feliz o con el alma rota
    (En los sueños - Catupecu Machu) en you tube:
    http://youtu.be/Bn0r8rbE0WI

    Que viene a cuento por ese final que dice que caerás de bruces en la memoria.
    Muy bueno. Me encantó.
    ¡Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fernando, antes culminaba las entradas con la música que estaba escuchando... perdí esa costumbre, qué pena!

      Pero los bueno de los viajes, y los sueños es que nunca nos faltan momentos para volver a vernos...
      ♫ Hoy te vi... ♫

      Eliminar
  16. Diferente y exquisito...!!!!!!!!!


    Me encanta.


    Un abrazo Andrea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Merce... me encanta que lo disfrutes!

      Un abrazote fuerte

      Eliminar
  17. Ya caí dentro, vaciándome por completo de complejos y miedos a las caricias que las palabras suelen ofrecer y que no todo el mundo aprecia.

    Fantástico Andrea, yo también me quedo. Cualquier pregunta será contestada de buen grado.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te había perdido de vista, Jen... (lo siento) Me alegro que este sitio sea cómodo, tanto como para quedarte, entre todos podemos encontrar, tal vez, alguna respuesta 'clarificadora' o al menos consoladora en los tiempos que corren y las dudas que nos asisten.

      UN abrazote enorme y muchas gracias por estar cerca.



      Eliminar
  18. Hermosa prosa Andrea. Cada palabra va desvelando lo que a veces queda colgado y quema.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Colgado. Queda. Quema. Latiendo. Vuelve cual fuego fatuo...

      Un abrazo, María

      Eliminar
  19. Qué buen viaje pasar a leerte, salud & luz, avanti!

    AC

    ResponderEliminar